• Mujeres de la Política

Estrés Post-Covid



Por Teresita Valdivia @Tere_TerapiaC

Depresión, estrés, insomnio y ansiedad son algunos de los problemas psicológicos derivados del aislamiento, síntomas que podrían permanecer meses o años, según advierte un equipo de psicólogos de la Universidad Complutense. Un elevado porcentaje de personas experimentan síntomas intrusivos (alerta y angustia fisiológica) y reacciones de ansiedad, además de problemas para dormir y síntomas depresivos. Esa sintomatología puede corresponder a un cuadro de estrés agudo.

Y después de la cuarentena o periodo de aislamiento físico, uno de los efectos más graves podría ser el estrés postraumático (también conocido como TEPT); un trastorno que se presenta después de vivir o presenciar un acontecimiento impactante, terrorífico o peligroso.


Es natural sentir temor durante o después de una situación traumática; el temor lo que provoca son cambios en el cuerpo, en fracción de segundos, para responder a un peligro y ayudarlo en el futuro. 


Cualquier persona y a cualquier edad puede presentar trastorno por estrés postraumático. Esto incluye a los veteranos de guerra, los sobrevivientes de agresiones físicas y sexuales, maltratos, accidentes de tráfico, catástrofes, atentados terroristas u otros acontecimientos graves. 


No todas las personas con trastorno por estrés postraumático han pasado por una situación peligrosa, algunos acontecimientos, como la muerte repentina o inesperada de un ser querido, también pueden causar el trastorno. Según el Centro Nacional para el Trastorno por Estrés Postraumático, alrededor de 7 u 8 personas de cada 100 presentarán este trastorno en algún momento de sus vidas. 


Las mujeres son más propensas que los hombres a presentarlo y algunas experiencias traumáticas pueden aumentar el riesgo, así como algunos factores biológicos.


¿Cuáles son los síntomas del trastorno por estrés postraumático?


Los síntomas suelen comenzar en los tres primeros meses después del incidente traumático, pero a veces empiezan más tarde. 


Para que se considere que se trata del trastorno por estrés postraumático, los síntomas deben durar más de un mes y ser lo suficientemente graves como para interferir con las relaciones o el trabajo. 


El curso de la enfermedad varía de una persona a otra, algunas personas se recuperan en seis meses, mientras que otras tienen síntomas que duran mucho más tiempo y en otras podría volverse algo crónico (persistente).


Para recibir un diagnóstico de trastorno por estrés postraumático, un adulto debe tener todos los siguientes síntomas durante al menos un mes:



Recuerdos intrusivosEvasiónCambios negativos en el pensamiento y en los estados de ánimoCambios en reacciones físicas y emocionalesRecuerdos recurrentes, involuntarios y angustiantes del hecho traumáticoTratar de evitar pensar o hablar acerca del suceso traumáticoPensamientos negativos sobre si mismo, otras personas, o el mundo en generalAsombrarse o asustarse fácilmenteRevivir el hecho traumático como si estuviera sucediendo otra vez (reviviscencia)Evitar lugares, actividades o personas que le recuerden el suceso traumáticoDesesperanza acerca del futuroEstar siempre alerta al peligroSueños perturbadores o pesadillas acerca del hecho traumático Problemas de memoria, incluso no recordar aspectos importantes del suceso traumáticoConducta autodestructiva, como por ejemplo beber en exceso o conducir demasiado rápidoAngustia emocional grave o reacciones físicas a las cosas que te recuerdan el suceso traumático Dificultad en mantener relaciones cercanasTrastornos del sueño Sentirse distanciado de tus familiares y de tus amigosDificultad en concentrarte Falta de interés en las actividades que antes le gustabanIrritabilidad, arrebatos de ira o conducta agresiva Dificultad para sentir emociones positivasSentimientos abrumadores de culpa o vergüenza Sentirse emocionalmente insensible


En los niños y niñas de 6 años y menores, los signos y síntomas también pueden incluir:

  • Recrear el evento traumático o aspectos de este a través del juego

  • Sueños aterradores que podrían o no incluir aspectos del evento traumático

¿Cómo se trata el trastorno por estrés postraumático?


Es importante que un profesional de la salud mental (psicólogo o psiquiatra) trate a una persona con este trastorno. 


Los principales tratamientos son la psicoterapia (terapia de "diálogo"), los medicamentos o una combinación de ambos. 


Cada persona es diferente y el trastorno por estrés postraumático afecta a las personas de diferentes maneras, por lo que es posible que un tratamiento que funciona para una persona no funcione para otra. 


Si alguien con trastorno por estrés postraumático está pasando por alguna situación traumática continua, como, por ejemplo, una relación abusiva, es necesario abordar ambos problemas. 


Otros problemas que pueden estarse teniendo al mismo tiempo incluyen trastornos de pánico, depresión, drogadicción y pensamientos suicidas. 


La investigación muestra que el apoyo de la familia y los amigos pueden ser una parte importante de la recuperación.


Aunque las mujeres son más propensas a experimentar tales síntomas también es importante resaltar la capacidad de adaptarse, recuperarse y salir fortalecida de cualquier adversidad. Recordemos que algunas de las cualidades de las mujeres en todo el mundo son ser receptivas, optimistas, con sentido del humor, soñadoras, tenaces, influyentes y seguras de si mismas, seguramente te identificada con estas actitudes. 

La pandemia por covid-19 puede ser un detonante para este tipo de trastorno, pero también (y sobre todo) la oportunidad de sacar lo mejor de nosotras mismas, resaltar nuestros talentos y ponerlos al servicio de los demás, haciendo un mejor futuro, creando un mundo mejor.

Psic. Teresita Valdivia 

FB: @terapiacorporativa 

Revista Mujeres de la Política año 2 #4 2020 www.mujeresdelapolitica.org orgmujeresdelapolitica@gmail.com TW: @MujerdPolitica FB: @MujeresdelaPolitica Insta: @MujeresdelaPolitica