• Mujeres de la Política

La Entrevista: Ana Laura Montiel

“Se tiene una enorme necesidad de profesionalizar la política y por eso me dedico a ayudar a construir la buena imagen de quienes se dedican a ella”.

Ana Laura Montiel @AnnaLauraMont


Anna Laura Montiel mantiene una dualidad entre la academia y la consultoría política, algo que sin duda le da un plus a su vida profesional, en cuyo campo ya se le considera como una referente en la disciplina de la imagen política.

Esta consultora mexicana se ha inspirado en mujeres como Gisela Rubach, de quien dice aprendió y valora su aporte al abrir camino a más mujeres en el mundo de la consultoría política. 

Para esta profesional, las mujeres han tenido un desarrollo distinto en esta industria debido a los roles establecidos a lo largo de la historia, pero gracias al empuje y a tener cada vez más consultoras, se les está viendo de manera distinta y van camino hacia una mayor igualdad. 

  1. ¿Cómo se define Anna Laura Montiel?

Profesionalmente, soy una mujer perseverante, perfeccionista y enfocada, tengo claras mis metas y trabajo por ellas. También me defino como una esposa, madre y empresaria, que todos los días tiene como objetivo cuidar a su familia, fortalecer su empresa y ser feliz.

  • ¿Qué es lo que haces en tu profesión?

Yo he dividido mi vida profesional entre la consultoría y la docencia. Estoy dedicada a la asesoría y capacitación de candidatos y gobernantes en todo el país buscando siempre profesionalizar su quehacer en beneficio de la comunidad y de nuestro país.  

También imparto cátedra en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y en otras instituciones educativas en México y otros países. La academia me da la posibilidad de contribuir en la formación de jóvenes interesados en la política. Compartirles mis conocimientos y experiencias les ayuda a entender mejor el mundo fuera de las aulas.


  • ¿Por qué crees que se confunde hacer consultoría en imagen pública con decirle a alguna persona cómo vestir?

Muchas veces se piensa que la asesoría en imagen pública consiste únicamente en trabajar con la vestimenta de una persona para que ésta se vea mejor; sin embargo, la correcta asesoría consiste en analizar al cliente de una manera integral, es decir, trabajar con su imagen física, simbólica, su comunicación no verbal, su comunicación emocional, su mensaje, etc.  Por lo que pensar que la asesoría en imagen pública es sólo trabajar con la vestimenta hace que se genere confusión y se le otorgue poco valor al trabajo realizado. 

  • ¿Cómo nació tu interés por la consultoría política?

Cuando cursé la carrera en Ciencia Política entendí la necesidad y la importancia de profesionalizar a los políticos para enfrentar con éxito los procesos electorales. La relevancia de una correcta imagen política, el análisis de las campañas, la parafernalia que se vive en ellas y el diseño de la estrategia para lograr las metas trazadas fueron algunos de los motivadores más decisivos. 

  • ¿Tuviste alguna influencia que te hiciera decidirte por el mundo de la consultoría?

Yo he tenido la fortuna de recibir muchas influencias positivas en mi vida profesional, por un lado grandes académicos que guiaron mi formación durante mis años universitarios. Más tarde tuve la oportunidad de trabajar con la Mtra. Gisela Rubach, una consultora excepcional que además de ser pionera en este rubro, ha abierto brecha a muchas mujeres en el mundo de la consultoría. Ella fue para mi una inspiración y guía durante muchos años.  Hoy en día sigo inspirándome en muchos consultores y consultoras que se encuentran generando ideas interesantes y enriquecedoras para el gremio.

  • ¿Cuáles son las mejores satisfacciones que te ha dejado tu profesión?

He tenido muchas satisfacciones a lo largo de mi carrera, por un lado el reconocimiento y aprecio de mis clientes por el trabajo realizado, por hacerlo de manera profesional, obsesiva y con gran compromiso. Por otro lado, en la academia, ha sido profundamente grato recibir el cariño y agradecimiento de mis alumnos a través de varias generaciones, apoyarlos en sus procesos de titulación y en muchos casos, guiarlos en el camino de la consultoría.


  • ¿Y cuáles son las cosas que has tenido que afrontar en el mundo de la ComPol y no te han gustado?

Uno de los retos que más enfrento y más me molestan es tratar con clientes que valoran poco tu trabajo y quieren remunerarlo de la misma forma que lo harían con  personas que poseen poca preparación y experiencia. Es sumamente incómodo ofrecer un trabajo profesional y que éste sea considerado por debajo de su valor.

  • ¿Consideras que el trabajo que realizan las consultoras no es valorado de la misma manera al que hacen los consultores?

Considero que las mujeres consultoras cada día somos más experimentadas y mejor preparadas, esto nos permite estar a la altura de cualquier consultor político. Sin duda existe machismo en el gremio, pero las mujeres demostramos todos los días la capacidad que tenemos para romper  barreras y hacer nuestro trabajo de manera efectiva y exitosa.

  • ¿Has sido discriminada?

Yo no puedo decir que he sido discriminada por ser mujer. Las mujeres somos grandes profesionales, creativas, activas y profundamente responsables. En mi equipo de trabajo, las mujeres son pieza clave para que todo funcione tan profesionalmente como esperan mis clientes. 

  • ¿Cómo has compaginado tu rol de madre con tu profesión?

No es una tarea fácil, esta profesión implica viajar mucho y estar ausente en fechas especiales o momentos familiares; sin embargo, con el apoyo familiar, un equipo que te ayude y una buena organización todo se puede lograr.

  • ¿Por qué crees que aún no hay un avance sustancial de las mujeres en política?

Pienso que las mujeres hemos tenido un desarrollo distinto a los hombres debido a los roles sociales que se nos han asignado a los largo de la historia; sin embargo considero que hemos avanzado mucho en este tema y cada día tenemos más espacios importantes dentro de la política. El gran reto es seguirnos preparando para ser seleccionadas por nuestros conocimientos y capacidades y no por cualidades superficiales.

  • ¿Cuáles deben ser las tres principales características de una mujer que quiera ingresar en política?

Yo les diría a todas las mujeres que para mi hay tres puntos centrales: 

  1. Prepararse profesional y académicamente de manera constante.

  2. Tener una bandera política, un ideal que te distinga de otros competidores.

  3. Nunca traicionar tus valores ni tu esencia.

Revista Mujeres de la Política año 2 #4 2020 www.mujeresdelapolitica.org orgmujeresdelapolitica@gmail.com TW: @MujerdPolitica FB: @MujeresdelaPolitica Insta: @MujeresdelaPolitica

64 vistas