• Mujeres de la Política

Mujeres que han hecho historia en la Política



Por Paola Molina


Son pocas, pero han dejado una gran huella a lo largo del siglo XXI: las mujeres políticas latinoamericanas más influyentes.

En casi medio siglo, sólo diez mujeres han sido presidentas en Latinoamérica, siendo la primera de ellas Isabel Martínez de Perón en 1974, quien asumió el poder en Argentina tras la muerte de su esposo Juan Domingo Perón, y dos años más tarde fue derrocada por un golpe militar.

En términos de equidad y paridad se han manifestando grandes avances en la región y, tomando como base las nuevas legislaciones de nuestros países, quizás hoy no se podría hablar de retrocesos en la materia. Cada vez son más los gobiernos y las propias mujeres que toman consciencia de sus derechos y la necesidad de hacerlos respetar. Sin embargo, es innegable aceptar que el poder político aún es un espacio dominado por hombres: basta con observar este 2019 donde en todo Latinoamérica no tenemos mujeres ocupando el cargo de Presidente.

Merece la pena destacar a mujeres que actualmente son referencia en la política de la región, como representantes de organismos internacionales o hasta ocupando la silla presidencial de su país. Quizá la chilena Michelle Bachelet –considerada por Forbes como la más poderosa de AL– sea la política con mayor influencia en Latinoamérica: ejerció el cargo de Presidenta de su país durante dos periodos no consecutivos 2006 - 2010 y 2014 - 2018, y hoy es Alta Comisionada de Derechos Humanos para la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Bachelet acabó su primer mandato en Chile con el 80% de aprobación y el segundo entre un 20 y 25%; en ONU Mujeres jugó un papel importante al ser la primera Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva desde su creación en 2010 hasta marzo de 2013. En ese espacio se le atribuyen considerables logros en la promoción de los derechos de las mujeres en el mundo; desde ahí llevó permanentemente un mensaje sobre igualdad de derechos y empoderamiento político y económico, pero además supo articular la labor de actores gubernamentales, grupos académicos y la sociedad civil en esta misma causa.

Desde 2018 Michelle Bachelet funge como Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y generando notas con temas como su reciente informe sobre las violaciones de DDHH en Venezuela, el trato a los migrantes en el gobierno de Donald Trump y la defensa que hizo de las 4 congresistas demócratas. Admeás, con respecto al Medio Oriente recomendó que los miembros de las familias yihadistas capturados o muertos en Siria e Irak sean repatriados.

Otra figura que ha cobrado importancia es María Fernanda Espinosa, una diplomática ecuatoriana que, aunque no ha ocupado el cargo de Presidente, destaca al ser la primera latinoamericana en dirigir la Asamblea General de la ONU, cargo que ocupa desde septiembre de 2018 y entrega este año al diplomático nigeriano Tijjani Muhammad-Bande.

Fue canciller de Ecuador en dos ocasiones, además de ser la primera embajadora del país ante la ONU en donde, desde que llegó, fijó una agenda de siete puntos claves entre los que se encuentra la igualdad de género. Espinosa cree en la necesidad de un cambio cultural en la sociedad para lograr la equidad plena y la garantía de los derechos de las mujeres, asimismo con el tiempo ha cambiado su postura sobre las cuotas de género y ha entendido la necesidad de las mismas para “acelerar la participación y el empoderamiento de las mujeres”.

En Costa Rica, Laura Chinchilla se conviritó en 2010 en la primera mujer Presidenta de ese país y la quinta de América Latina, su periodo concluyó en 2014 y uno de los logros en materia de seguridad ciudadana durante su gobierno fue la reducción de los delitos y homicidios. Con una importante labor en los procesos de observación electoral de la OEA en la región, su trabajo se ha consolidado internacionalmente como asesora en temas de reformas policiales y judiciales, principalmente para las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La historia política de las mujeres en América Latina durante el siglo XXI también incluye a Dilma Rousseff, primera mujer en convertirse en Presidenta de Brasil y electa en dos procesos electorales para este cargo. Aunque fue suspendida por un juicio político en el segundo mandato, le reconocen que sus políticas sociales tuvieron una importante implicación en el mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres en zonas vulnerables.

Al ser la primera mujer en ocupar la Presidencia de Panamá, Mireya Moscoso reviste gran importancia para el género en Latinoamérica. Su periodo de gobierno transcurrió entre 1999 y 2004, y destaca como uno de sus principales logros la entrega total de la soberanía del Canal de Panamá, según lo estipulado en los tratados Torrijos-Carter, uno de los hechos más importantes en la historia reciente de Panamá.

En la actualidad de 193 países sólo 15 tienen a una mujer como Jefa de Estado (Presidenta, Reina, Primer Ministro), aunque en materia de representación en Cámaras Legislativas se han dado importantes avances. En ello las cifras no son tan desalentadoras, por ejmplo, Bolivia, Granada, México, Nicaragua, Costa Rica y Cuba están dentro de los primeros diez países del mundo con más parlamentarias mujeres, todos con más de un 40%.

La implicación de las mujeres en la política es fundamental pero aún así continúa siendo insuficiente. Es imprescindible dar valor y visibilidad al legado y trabajo de mujeres Latinoamericanas que han hecho historia. Se nos hace más familiar y cercano conocer el liderazgo de mujeres como Angela Merkel, Hillary Clinton o Margaret Thatcher pero desconocemos los logros, desafíos y avances de las mujeres políticas de nuestra región.

Claramente, deberían existir mayor número de mujeres líderes en todos los sectores: juezas, agentes de policía, negociadoras en sindicatos y organizaciones empresariales, líderes de opinión en el mundo académico… todas ellas con implicaciones directas en las decisiones de poder y sus repercusiones en nuestro propio entorno.


Paola Molina

Consultora Política e investigadora

Consultora política, conferencista e investigadora en temas de política internacional, campañas electorales y participación política de la mujer. Ha trabajado en campañas políticas locales, regionales y presidenciales en Venezuela y México en el área de comunicación política.   Fue acreedora del Victory Awards 2013 como Líder Emergente por Marketing Político en la Red. 

Es egresada de la Universidad de los Andes como Licenciada en Letras con Maestría en Ciencias Políticas, además del diplomado en Comunicación Política e Institucional en la Universidad Autónoma de México (UNAM).  Profesora del Diplomado Humanismo del siglo XXI de la Fundación Konrad Adenauer Septiembre 2017.

@PaolaMolina 

paola.molina.noguera@gmail.com


Revista Mujeres de la Política año1 #2 2019

www.mujeresdelapolitica.org

orgmujeresdelapolitica@gmail.com

TW: @MujerdPolitica

FB: @MujeresdelaPolitica

Insta: @MujeresdelaPolitica

76 vistas