• Mujeres de la Política

Política Digital y Ciberseguridad


por: Gladys Pérez Martínez @glapem_

En clases y conferencias constantemente hablo de la importancia de prevenir y estar preparados ante posibles situaciones de crisis. Esto, solo es posible mediante la identificación temprana de riesgos y amenazas inherentes al candidato, a su familia y al equipo de campaña. Una vez que se identifican los riesgos, es posible realizar acciones preventivas, para evitar que sus efectos se susciten en el marco de una campaña electoral o gobierno. 

En esencia, los métodos, herramientas y acciones que se llevan a cabo para prevenir que una crisis se presente, forman parte de del blindaje político, cuya finalidad es proteger al cliente de ataques, guerra sucia, difamación y demás situaciones adversas que puedan llegar a dañar gravemente su reputación y tu trayectoria. Sin embargo, hoy quiero aprovechar este espacio para hablar sobre el blindaje de las y los consultores, que son parte del equipo estratégico de los políticos y que, por su cercanía con los clientes, también pueden presentar grandes vulnerabilidades.  

En concreto quiero habar de la ciberseguridad. Sabemos que hoy en día hay muchísimas formas de intervenir o triangular la información de cualquier equipo electrónico: tablets, computadoras, celulares, impresoras, televisiones, etc. También sabemos que si hay un personaje dentro de la campaña o gobierno de un político que resguarda información sensible y estratégica, es el consultor. En este sentido, creo que cada vez nos debe quedar más clara la relevancia de contar con una estrategia integral de seguridad, antes de arrancar una campaña o tomar posesión de un gobierno. Sí, es necesario proteger al cliente, pero protegernos a nosotros también es estratégico y fundamental. 

Desde noviembre del 2019, me he alejado un poco de la consultoría política, para dedicarme a tiempo completo a mi empresa: Canvas. En este sentido, ya tengo varios meses asumiéndome más como una empresaria que como una consultora, ya que la mayor parte de mi tiempo la dedico a administrar mi empresa y a coordinar la formación de profesionales las áreas de Marketing y Comunicación Política. 

En las últimas semanas, hemos realizado diversos foros digitales abiertos al público, con el fin de aportar a nuestros seguidores espacios de formación gratuitos en el marco de esta dura pandemia. Estos ejercicios le dieron a nuestra marca bastante exposición, gracias a las y los estrategas, comunicadores, consultores y demás expertos destacados que se han presentado a impartir clases y charlas en nuestros espacios. 

Creemos que, como consecuencia de esta exposición digital, y en un acto deplorable de competencia desleal, se realizó un intento de ciberataque, para acceder a mis contraseñas e información personal, mediante una técnica de SMS con triangulación de llamadas. 

Durante varios días recibí diversos mensajes de texto en ruso, hasta que un día por error, en vez de borrar uno, lo abrí y automáticamente entró una llamada a mi celular procedente de “Rusia”. Al ver esta llamada que me pareció muy fuera de lo común, consulté a expertos en Ciberseguridad de la empresa Cifpol, que me dijeron que esta era una práctica común de “competencia desleal”, con el fin de obtener información sensible de correos, mensajes o del almacenamiento, para hacer mal uso de ellos, o incluso, poder acceder a las cuentas y sitio web de mi empresa y realizar acciones indebidas desde ahí, desprestigiarnos vaya. 

Inmediatamente después de estos acontecimientos, realicé las acciones que los expertos me indicaron para evitar que esto vuelva a suceder, y contraté un servicio integral que me ayudó a blindar mi celular y mi información con un software de ciberseguridad especializado, el uso de VPN, el respaldo de mi información y la protección de mis otros equipos.  

Hoy me siento tranquila y segura, ya que sé que cuento con un equipo completo de ciberseguridad que protegerá mi trabajo y la información de mis clientes. Sin embargo, tuve que pasar un buen susto, para poder llevar a cabo estas acciones y sé, que en el gremio de la consultoría política, son realmente muy pocas las personas que toman estas previsiones y se protegen ante cualquier posible hackeo, ataque, espionaje o intervención. 

No echemos esto en saco roto, lo que viene tras la crisis del coronavirus es una fuerte oleada de digitalización en la política. Los gobernantes van a tener una mayor exposición digital, para permanecer presentes en la opinión pública. Ya no será una cuestión de voluntades, sino una necesidad, el hecho de comunicar de forma efectiva en el ecosistema digital de los políticos e Instituciones Públicas, pero también, los gobiernos tendrán que digitalizar y simplificar trámites, reducir la burocracia y acercarse a las personas a través del internet.

Así como la digitalización ya no es una cuestión de voluntades en política, tampoco lo debe ser la protección integral de nuestros clientes y de nosotros mismos, con estrategias de ciberseguridad que nos ayuden a estar prevenidos ante cualquier intento para obtener nuestra información, que es nuestro recurso más valioso. 


Revista Mujeres de la Política año 2 #4 2020 www.mujeresdelapolitica.org orgmujeresdelapolitica@gmail.com TW: @MujerdPolitica FB: @MujeresdelaPolitica Insta: @MujeresdelaPolitica






112 vistas